jueves, 6 de agosto de 2015

MIRANDO ROCAS CON EDUARDO MARTÍNEZ DE PISÓN.

Eduardo Martínez de Pisón es un gran geógrafo, sabe mucho de la geología de los Pirineos y es una persona muy importante para la Naturaleza.
Lo sabe todo de las piedras y de las montañas.
Hace poco comimos juntos en el valle de Tena y yo le enseñé las piedras que había recogido en mi excursión al Anayet y sus lagos.
Una piedra era esta roca, de lo que antiguamente fue un volcán (el Anayet), uno de los pocos volcanes que hubo en el Pirineo. 
Eduardo Martínez de Pisón la miró y me dijo que tenía algo de hierro y que era una andesita verde, de origen volcánico.
Pero la que más me interesaba era esta otra negra, más pequeña y rara de encontrar. Yo pensaba que sería obsidiana. Y me dijo que sí, que parecía que yo tenía razón.
(*Luego Eduardo le escribió a mi padre y le puso esto: He mirado si citaba algún autor obsidianas en el Anayet y no lo he encontrado; en cambio, sí citan la presencia de vidrio volcánico en las dacitas y riolitas del Midi d’Ossau, siendo –pienso yo- tal vidrio posiblemente obsidiana. Eso quiere decir que podría haberla en las andesitas del Anayet, igualmente volcanitas ácidas. Sin embargo, pese a ser posible originariamente en las coladas de lava ácida, es tan frágil ese vidrio que es muy difícil que se conserve desde el Pérmico tras tantos esfuerzos tectónicos y procesos erosivos posteriores. ¿Podría, por tanto, ser otra la fuente del vidrio negro encontrado? Pues no lo sé... ¿dónde está el punto en que se recogió?).

No hay comentarios:

Publicar un comentario