jueves, 9 de octubre de 2014

FOTO PREMIADA

Este fin de semana a mi padre le dieron un premio en Tarazona por una foto en la que salgo yo con los brazos en alto. 
Así: ¡¡Buaaaahhhh!".
Está hecha en las fiestas, el día del Cipotegato.
El premio consistió en una invitación a comer en el restaurante Saboya 21. Lo disfrutamos Sara, mi padre y yo.
Allí comí colmenillas con foie y con una salsa muy buena... además de un sorbete de limón riquísimo.
Vinieron varios amigos nuestros a la entrega.

martes, 7 de octubre de 2014

MONTAÑAS PEQUEÑAS... PERO NO INVISIBLES.

A veces también se puede subir alto a montes que son casi, casi desconocidos.
Son montañas pequeñas, pero no invisibles. Y, además, son muy bonitas.
Hace unos días ascendí a varios montes de los Monegros: Santa Quiteria -que tiene una ermita y trincheras militares de la Guerra Civil-, el Mobache -que tiene un yacimiento de casas derruidas, antiguas, de la época musulmana- y el Cerro de la Patrilla.
Y es que sí, parecen invisibles para muchas personas. Excepto para quienes son de esos pueblos, porque prácticamente sólo ellos suben hasta lo alto.
Yo creo que son montañas visibles porque se ven bien desde muy lejos. Y desde arriba del todo de esos montes, se ve todo genial, como si fuésemos un águila... Y más aún si te subes a esos pilones blancos que son los vértices geodésicos.

lunes, 29 de septiembre de 2014

LLUC VISITA MI HUERTA

Mi amigo Lluc vino desde Borja a visitar mi huerta.
Antes de que viniera estuvimos regando y encontramos una camada de ratón de campo debajo de unas tejas. Una cría se mojó y la pudimos coger para que la viera Lluc cuando llegase. Cuando se secó la devolvimos luego con la madre y vimos que había cuatro ratoncillos.
Las padres hicieron un banco "chill-out" con traviesas de tren y maderas recicladas.
Jugamos a Star-Wars de Lego -con la Nintendo y con palos,  como si estuviésemos en la Estrella de la Muerte-.
Cogimos moras enormes, le enseñé a Lluc un agujero de arenas movedizas, fuimos a la acequia y vimos el nido ya vacío donde este verano criaron los verdecillos.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

ESTE ES MI BONSAI

El año pasado en casa del tío Julio, los Reyes Magos dejaron para mí un bonsai.
Es un olmo chino (Ulmus parviflora). Y tiene 12 años. Más que yo.
Lo trajeron del kiosco 7 flores, que tiene mi amiga Eva, y que también tiene un blog.
Yo quería tener un bonsai desde hace mucho tiempo. Cuando me lo regalaron me quedé con una cara... como diciendo: ¡qué alegría! :-)
Le han crecido bastantes hojas, han brotado nuevas y antes de ello les corté las puntitas para favorecer que salieran otras yemas.
Este verano, con tanto calor en Zaragoza, lo ha pasado un poco mal.

lunes, 22 de septiembre de 2014

POR LAS CALAS DE LA COSTA BRAVA

El mar me gusta mucho. Y las calas, sí, también.
El otro día visité una cala guay, la Morisca, en la Costa Brava.
Estuve viendo erizos de mar, y con las gafas de buceo hice esnórquel -bucear sin bombona-.
Había muchos peces de colores y un plumero de mar.
Esta zona del Mediterráneo es muy chula por la fauna que tiene, y porque es muy tranquila.
La Morisca es una cala pequeña, sin casi gente y sin urbanizaciones.

viernes, 19 de septiembre de 2014

NINONINONI

Mi papá quiso coger este libro en el Centro de Documentación del Agua y el Medio Ambiente de Zaragoza.
Su autor es Rafael Ruiz, que también escribió "Toletis", otro libro que me gustó mucho -y que gané como premio por una foto-.
Este libro habla de la Naturaleza.
Es la historia de un niño llamado Nino, que quiere jugar con animales como el oso, el lobo, el lince... con las hayas y los robles... Pero que le dicen que no, porque piensan que los humanos son malos.
Y su mamá le dice que abrace a la Naturaleza.
Que la disfrute, que ría, que chille y que corra...

miércoles, 10 de septiembre de 2014

BAUTIZO EN EL MAR

José Luis me ha invitado a un bautizo de buceo en Tossa de Mar.
Y me ha gustado mucho... Tanto, tanto que ya estoy pensando en hacer un cursillo específico de varios días. Pero eso tendrá que ser si apruebo este curso que hoy empiezo y cuando ya tenga 12 años -que es la edad mínima permitida para tener la titulación-.
La verdad es que fue una experiencia muy chula.
José Luis, mi padre y yo íbamos acompañados de un monitor que se llama Quico, que nos dio una clase teórica antes de entrar en el mar. Él nos enseñó lo que teníamos que hacer dentro del agua y nos dijo cómo funciona todo el material que hay que llevar: las bombonas, el traje de neopreno, las gafas (qué hacer si te entra agua), el respirador, las aletas...
Estuvimos 50 minutos bajo el agua, sin salir a superficie, y bajamos hasta los 9 metros de profundidad.
Allá abajo dimos "un paseo" y vimos un caballito de mar, una morena en una grieta, un pulpo... y otros muchos animales marinos que identificamos gracias una guía que compramos sobre la vida en el mar Mediterráneo: como el pez verde, el salmonete real, la babosa y la vieja, el rascacio -que es como un pez escorpión-, anémonas, muchas doradas, salpas, un lenguado -que se camuflaba en el fondo de arena-... una araña de mar, el cangrejo ermitaño, un pepino o cohombro de mar y praderas de posidonia. Todo eso vimos y más.
¡Para repetir!

lunes, 8 de septiembre de 2014

ZORRO DE NANOBLOCK

El otro día hice un zorro de Nanoblock con mi padre. 
El zorro lo compre en el Grilló.

jueves, 4 de septiembre de 2014

ANDRÉS, EL ZAHORÍ

Hace poco conocí a Andrés, un auténtico zahorí, que es el padre de nuestro amigo Roberto Del Val.
Como buen zahorí él sabe dónde se encuentra el agua y la localiza con la mano -ya que siente vibraciones-, pero también con un péndulo -que lleva dentro un mineral- y con varillas.
Andrés me dejó probar, y me dijo que yo podría ser un buen zahorí, porque dice que percibo muy bien la energía.
Estar con él fue una experiencia bonita que me gustó mucho.
¡Es alucinante!
Me contó que él aprendió todo esto por su cuenta. Y que luego le buscaban de muchos sitios para que fuera a buscar agua... y que gracias a ese trabajo ha viajado por buena parte de España.