viernes, 26 de julio de 2013

GRANIZO "COMO CEREZAS"

- ¡Corre, corre, Lukas...", me decía mi papá.
Tenía que correr porque estaba granizando en la montaña, cerca del ibón de la Basa de la Mora. Teníamos que llegar a un refugio que hay allí cerca para guarecernos.
Pero yo no podía correr mucho porque me dolía una pierna. Y de repente un granizo me ha dado en la pierna... y aunque dolía, me he dicho que sí, que tenía que correr más, porque eran como piedras que caían del cielo.
Golpeaba y dolía un montón, demasiado.
Luego, al rato, se ha quedado todo blanco... y verde de la hierba.
La tormenta se veía venir. Traía lluvia y humedad. Al estar entre montañas, el sonido hacía eco, como si fuera una caja de resonancias. Impresionaba. Había relámpagos y rayos.
Pero al final he llegado al refugio, sano y salvo. ¡Ufff!
- ¿Y si esta entrada la titulamos "Granizada de verano"?
- No mejor, "Granizo como cerezas".
- Hombre... un poco exagerado, ¿no, Lukas?
- No, eran "como cerezas"...
- Puede serán como las de vuestro huerto, que son pequeñicas... Ja, ja, ja...

1 comentario:

  1. como para no correr joplas...que granizada!

    ResponderEliminar